Artículos de actualidad jurídica
en el mundo de la legislación y abogacía

¿Puede una Comunidad de propietarios variar el reparto de gastos para la instalación de un ascensor?

03-12-2018

 Si hay una materia en nuestro ordenamiento jurídico que genera no pocas discusiones y que obliga en muchas ocasiones a que sean los tribunales quienes, en defecto de cobertura legal, se pronuncien y resuelvan sobre una determinada cuestión, es la relativa a la propiedad horizontal. Por ello es habitual que en el día a día de una comunidad de propietarios surjan determinadas controversias a las que, de primeras, nuestra ley de propiedad horizontal de 1960 no dé respuesta. En este artículo vamos a hablar de una cuestión no exenta de debate, como es la instalación de un ascensor en una comunidad que originariamente no disponía de tal servicio, y en particular si puede variarse la contribución que los propietarios integrantes de la misma deben efectuar.

 Nuestra vigente ley de propiedad horizontal ha sufrido en los últimos años diversas modificaciones, en su mayor parte destinadas a la supresión de barreras arquitectónicas y en materia de accesibilidad universal, encaminadas a facilitar la adopción de un acuerdo de esta índole. Actualmente, según establece el artículo 17.2 de la ley, y exceptuando los supuestos especiales de instalación obligatoria que establece el artículo 10 de la misma (propietarios mayores de 70 años, con discapacidad…), para la adopción de un acuerdo de instalación de ascensor basta el voto favorable de la mayoría de propietarios que representen a su vez la mayoría de cuotas de participación, es decir, basta la mayoría simple para ello, con lo cual la ley facilita con este tipo de mayoría la prosperabilidad de estos acuerdos, o al menos reduce la exigencia legal que años atrás existía.

 Sin embargo, no son pocas las quejas y oposiciones que a la adopción de estos acuerdos han manifestado aquellos propietarios que, bien porque iban a hacer un uso muy limitado del ascensor o porque directamente no lo iban a utilizar (caso de los locales). Con carácter general hay que decir que en la instalación de un servicio como este están obligados a contribuir todos los propietarios integrantes de la comunidad, cumpliendo de este modo con las obligaciones que como propietarios impone a los mismos el artículo 9.1.e) de la ley de propiedad horizontal. Ahora bien, la cuestión que ahora tratamos es si todos los propietarios deben contribuir al coste de su instalación de acuerdo al coeficiente de participación que tienen asignado, o si es posible que por acuerdo comunitario pueda variarse esta contribución, haciendo por tanto un reparto desigual en función, por ejemplo, del presumible uso que se vaya a hacer del servicio y por supuesto de la revalorización que su instalación va a producir en los diferentes pisos, especialmente en los ubicados en plantas superiores. Así por ejemplo el que las plantas superiores contribuyan en un porcentaje superior al de las plantas inferiores.

  A este respecto el Tribunal Supremo ya se pronunció sobre este extremo y fijo doctrina en su sentencia de fecha 13 de septiembre de 2010, reproduciéndola en sentencias posteriores como la de 23 de diciembre de 2014, cuando analizando esta cuestión determinó que para la adopción de los acuerdos que se hallen directamente asociados al acuerdo de instalación del ascensor, aunque impliquen la modificación del título constitutivo o de los estatutos, se exige la misma mayoría que la ley de propiedad horizontal exige para tal acuerdo, esto es, la mayoría simple. Por tanto se permite no solo que se pueda adoptar un reparto distinto para el abono de las obras de instalación del ascensor, sino que para adoptar este acuerdo es suficiente el quórum propio exigido para dicha instalación al estar ambos acuerdos directamente asociados, por lo que no se requiere unanimidad ni ningún otro tipo de mayoría cualificada.

 Por último decir que el único límite que se establece para la adopción de un acuerdo de este tipo es que los mismos no lesionen gravemente a ningún propietario, lo cual sólo se producirá en los casos en que el acuerdo fuera discriminatorio, que se produciría por ejemplo en los casos en que el aumento o la distinta contribución afectase sólo a los pisos de una determinada planta.

  Por tanto, si en su comunidad de propietarios tienen previsto acometer la instalación de un ascensor, valoren la posibilidad de someter igualmente a votación lo relativo al reparto y su forma de pago.

Noticias Relacionadas Derecho Civil

El Supremo prohíbe el uso de la vivienda familiar a los divorciados que viven con hijos si llevan a su nueva pareja

El Supremo prohíbe el uso de la vivienda familiar a los divorciados que viven con hijos si llevan a su nueva pareja 26-11-2018

El Tribunal Supremo retira el disfrute de la vivienda familiar a los progenitores que vivan con sus hijos y, además, convivan en la misma casa con una nueva pareja. "La introducción de un tercero en la vivienda, en manifiesta relación estable de pareja con el progenitor que se benefició del uso por habérsele asignado la custodia de los hijos, cambia el estatus del domicilio familiar", apunta la sentencia, de 20 de noviembre de 2018.

Ir a Noticia